Reseña: Memorias de una geisha - Arthur Golden

18 agosto 2017

   ¡Hola de nuevo lectores! Bueno, aquí os traigo la reseña de ese libro tan especial que os había comentado. Espero que la disfrutéis, y que os entren ganas de leer esta magnifica novela, ¡espero vuestras opiniones!


  TÍTULO: Memorias de una Geisha
  AUTORA: Arthur Golden
  SAGA: Libro único
  GÉNERO: Narrativo - biográfico
  PÁGINAS: 551
  EDITORIAL: Alfaguara
  AÑO DE PUBLICACIÓN: 1997
Éstas son las memorias de Sayuri, una anciana japonesa que, antes de morir, decide contarle la historia de su vida a un amigo americano. Su poder narrativo nos transporta a una época de entreguerras, donde abundaba una de las tradiciones japonesas que más curiosidad inspiran en todo el mundo: la geisha, una práctica cultural ligada a las artes, tales como la danza, la música, la seducción, o la tan conocida ceremonia del té.

Con su propia voz, nos abrirá la puerta a un mundo de erotismo, explotación y degradación, acercándonos a la cultura de las geishas de Kioto a lo largo del siglo, transmitiéndonos con gran fidelidad la forma de vida que llevaban las mujeres dedicadas a esta práctica cultural. ¿Qué hay detrás de esos rostros ocultos bajo una máscara blanca y unos labios color carmín? ¿Serán sus vidas tan relucientes como esos magníficos kimonos, bañados en hilos de oro y delicada seda? Acompañemos a Sayuri en su increíble historia para descubrirlo.

Sólo quiero olvidarte

11 agosto 2017

¡Hola de nuevo lectores! Hoy os traigo uno de mis últimos microrrelatos, para volver a darle vida a esa sección de mi blog, y como aperitivo antes de la reseña de un libro muy especial para mí. Espero que os guste y compartáis conmigo vuestras impresiones.


Sólo quiero olvidarte

Hoy estoy aquí, frente a ti, mi querido OLVIDO, pidiéndote que no vuelvas más, que no regreses. Sé que siempre te llamo, suplicando que estés conmigo, y tú, como un huracán sin frenos, recorres cada rincón de mi alma para llevártelo todo. Me sentía triste cada vez que te ibas, sin entender tu partida, pero no entendía que lo hacías por mi bien. Tras todas tus idas y venidas, en mí sólo quedaban momentos difusos, resquicios de esos recuerdos que tuve una vez… y tú te llevaste. No miraste atrás, no elegiste. Te pedí que te llevaras lo que me hacía daño, lejos, contigo, pero no hubo piedad con los momentos felices. O te lo llevabas todo, o no te llevabas nada.

Ahora mi cuerpo está vacío, mi alma rota, no tiene nada a lo que aferrarse, nada que la haga feliz. Navego por un mar lleno de ausencias; no queda nada. Tu recuerdo arde, OLVIDO, intentando hacerme entender que no puede haber felicidad sin tristeza, no puede haber calma sin tormenta. Ya no quiero que vuelvas y arrases mi ser, porque quiero todo lo que pueda caber en él. No quiero desprenderme de nada, ahora no, sólo de ti. Vete, sé feliz sin mí. Quiero que tú seas el único recuerdo que te lleves lejos y que, mañana, ya haya olvidado.



picasion.com